Archivo de la etiqueta: descripción

294 Hago una audioguía si quieres

Ha llegado el momento de las audioguías. Si el turismo está en auge las audioguías lo han de acompañar. Los dispositivos móviles (así se llaman a esos aparatos que todos llevamos en nuestra compañía a cualquier parte y que antes sólo servían para te-le-fo-ne-ar) tienen opciones como la de la ubicación y la localización GPS que son geniales para trasladarte en unos segundos toda la información que precises sobre el lugar en el que te encuentras en cada momento. Si entras en un museo quieres que alguien te explique que obras hay en él y sus detalles, si estás en la plaza de San Marcos en Venecia ¿qué mejor que sacar tus auriculares y escuchar el relato histórico de cada elemento que ves?, llegas en barca a las Islas Cíes y con tu móvil escuchas detalles de las mismas, y así indefinidamente.

 

Captura de pantalla 2015-06-27 a la(s) 11.53.25

Quiero que hagas una audioguía de un museo, una plaza, un edificio, un mercado, un parque, … Procura que no exista, así evitarás copiar. ¡Hay aún tantas cosas en el mundo que pueden ser explicadas! Recopila información, eso sí. Reorganízala y redáctala a tu modo, con tu estilo. Pero con claridad, con orden, con frases cortas y con adjetivos precisos. Si perderte demasiado en detalles irrelevantes.

Aquí tienes un pdf con buenos consejos.    crear_audioguias

Y en esta url puedes completar la información.

En los comentarios puedes dejarnos la url de la audioguía. Así podremos escucharla. Si la subes a alguna app mucho mejor. Ya nos dirás.

 

 

293 Leer un mapa

¿Cómo vas a ir por el mundo sin leer los gráficos, mapas, imágenes, rótulos, … que a nuestro paso la sociedad nos va colocando?  Te recomiendo que antes de empezar a escribir pases un rato mirando, simplemente mirando, el mapa. Tienes que interiorizar lo que expresa, su temática, los diferentes mensajes que pueda encerrar. Sólo así, luego, cuando nos lo expliques podrás tener fluidez y cercanía. Tienes que hacerlo tuyo.

descubrimiento América

El mapa que he encontrado trata del descubrimiento de América: fíjate en los continentes, en el mar, en las líneas que recorren el mapa, sus colores, los nombres, las fechas, … Todo lo que en él ves tienes que interpretarlo y tienes que dar coherencia a tu narración. Estableces un orden en los acontecimientos, organizas los países que participan, … Hay mil cosas, mil detalles, que nos vas a contar en la descripción que vas a hacer de este mapa.

Si no te sientes capaz, o no te gusta este, Google te ofrecerá más de mil. Escoge otro.

 

 

288 Y regresé allí, en donde nunca estuve

Me dirás que cómo es posible regresar a una vivencia, a un lugar o un suceso en el que nunca estuviste o que no viviste. Y se trata simplemente de documentarse. ¿No nos ocurre esto cada vez que entramos en la trama de una novela? El escritor no tiene por qué haber vivido todo aquello que nos transmite en sus escritos. Puede documentarse y aprender una buena parte de la realidad que en sus escritos quiere hacernos vivir, revivir.

cristales rotos

Para esta propuesta la inspiración me vino de la contraportada del libro «Cortezas» toda una invitación no solo a conocer sino también a sentir el drama del campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau.

Un campo de concentración aún está habitado por sus muertos. Y solo un sobreviviente puede regresar a un campo, porque nadie “regresa” adonde nunca estuvo. Georges Didi-Huberman se adentra entonces con pudor en el país fantasmal de Auschwitz-Birkenau. Para asilar la esperanza de que no se repita, el horror debe experimentarse; para que el cuerpo aprenda a reconocer su pestilencia y a apartarse de ella, con su sabiduría enterrada de animal. Para experimentar el horror, hay que franquear el umbral de lo “inimaginable” y ser corteza, piel inmediata del árbol expuesta sin remedio al daño. No se trata, para el visitante de los campos, de recordar lo que no ha vivido, sino de sentir, vuelto corteza, lo que otros vivieron allí. Dolerse del otro al que ya no se puede tocar; disolver la línea del tiempo para acompañarlo en su martirio; deambular para encontrar al otro (el perdido, el quemado, el desaparecido) en las flores que pujan en la tierra arrasada, alimentándose de huesos y cenizas

Te presento algunos de los sucesos que han cambiado el rumbo de nuestro mundo y tú decidirás qué suceso es el que quieres vivir, revivir, experimentar por ti mismo para que puedas darnos un texto tan personal que nadie pueda dudar de que regresaste allí donde nunca antes habías estado.

Sucesos:

– La bomba de Hirosima
– la caída del muro de Berlín
– El asesinato de Kennedy
– El asesinato de Martin Luter King
– La llegada del hombre a la luna
– El ataque a las torres gemelas de NY
– La noche de los cristales rotos
– La liberación de Nelson Mandela

(algún otro por el que tengas mayor fascinación)

289 Abro el álbum entre mis manos

Una situación inmejorable de comunicación es esta: abrir el álbum de fotos entre las manos y empezar a recordar, a evocar, a resentir (en el buen sentido) ese oleada de imágenes que guardamos en el interior de nuestro álbum, (de papel, digital, …)

Te pongo un pequeño ejemplo sacado de un relato de Guillermo Martínez «El secreto» (Ed. Destino):

una-felicidad-repulsiva-guillermo-martinez-971101-MLA20278505287_042015-F

Abro el album sobre la alfombra y empiezo desde el principio. Mi papá de chiquito, en pantalones cortos, idéntico a mi hermano. Mi papá con el abuelo, alzando un cangrejo en la playa. Mi papá en séptimo grado, un poco borroso, con el equipo de fútbol de la escuela. Mi papá en un picnic el día del estudiante, con toda la división. Cuento las cabezas y son treinta y ocho: todos conocieron a mi papá. Mi papá pisando la pelota, goleador del intercolegial. Mi papá con saco y corbata, recibiendo el diploma del secundario. Mi papá en un puente, abrazado a una chica de pelo largo, que tiene que ser mamá. Salteo las fotos del casamiento, las fotos del casamiento son muy aburridas. Después viene mi papá con barba, midiéndole la panza a mamá. Después aparece Laura. Mi papá acunando a Laura. Mi papá dándole de comer. Otra vez mamá embarazada. Una foto en el sanatorio: mi papá con Laura de pie y mamá en la cama, con las mellizas recién nacidas, una a cada lado. Empiezan las fotos con las mellizas.

¿Puedes abrir tu álbum de fotos? ¿Puedes contarnos lo que podemos ver en cada una de ellas, en progresión, que vayan hilvanando un relato, …?

283 Pasión desbordante

Cuando se tiene una pasión por algo no hay barreras. Como me gusta tanto el basket lo practico siempre que puedo. No importa que esté en un lugar u otro. Lo normal es que nos juntemos en la cancha con los amigos y amigas y hagamos unas rondas a canasta y pequeños desafíos por parejas. Cuando somos más nos repartimos en dos equipos y eso es el paraíso.

Captura de pantalla 2015-05-20 a la(s) 23.50.21

Los días que llueve y estoy en casa no pasa nada. Me tomo un yogur y con el envase disfruto igual que si se tratase de una estupenda canasta. Lo coloco a un metro de distancia y los garbanzos del bote de cristal que están ahí desde no sé cuándo me sirven como baloncitos que intento, sólo intento, ir metiendo en el envase del yogur. ¿No te parece genial?

Otros se lo organizan a su manera. Quizás tú tienes otras aficiones y consigues llevarlas a la práctica más allá de los límites que la vida «moderna» te impone.

Con todo lujo de detalles puedes explicarnos cómo consigues que tu pasión se desborde más allá de los condicionantes que pretenden impedirte que disfrutes de la vida como a ti te gusta.

282 Te vi y lo supe todo sobre ti

No me digas que no has jugado a inventarte la vida de la gente con la que te encuentras. Yo creo que todo el mundo alguna vez lo ha hecho. Por supuesto yo sí que he estado sentado junto a una calle concurrida esperando a mi chica, (las chicas siempre nos hacen esperar) y por aquello de pasar el rato, me he fijado en la gente que venía desde lejos y mientras se iba acercando, tenía tiempo de imaginar su infancia, sus estudios, su situación familiar y sentimental, su trabajo, … Son cosas que se notan. Es la forma de andar, de vestir, la forma de mirar sobre todo, lo que lleva en las manos, si va solo o acompañado, … Hay cosas que se notan, uno cree que no, que nadie puede estar leyendo sus pensamientos en ese momento, pero si hay alguien así como nosotros que está esperando a alguien y no se deja llevar por las modas de los pasatiempos, móviles, etc. entonces sí que nos pueden leer e interpretar, adivinarnos en nuestros gustos, en nuestras inquietudes.

2014-12-09-CR02cronica05

Ya debe estar entre los 50 y 60 años. Carga demasiado peso entre las dos bolsas que lleva, una en cada mano. Una es la de la compra y la otra la de siempre, la de sus cosas personales y la cartera, claro. ¿Por qué usar unas gafas de sol tan oscuras? ¿Es mejor no mostrar la carga familiar y la soledad en la que se encuentra? Diría que tiene un par de hijos ya independientes pero que sin embargo vienen a casa cada día y comen. Ella lo hace con gusto y con un cierto sentimiento de obligatoriedad a la vez, son sus hijos.

No quiere tropezar. Aún le faltan algunas cosas que hacer en la vida pero sus ilusiones personales pasan ya por sus hijos. Le gustaría que la hiciesen abuela. Así tendría la oportunidad de vivir de nuevo una infancia que se le escapó demasiado pronto. Las guerras que se vivieron entonces recortaron demasiado sus años tiernos. En fin, aún espera algo de la vida pero no está muy segura de que finalmente pueda llevar una vida más cómoda y sin las inseguridades que sus hijos le generan.

Busca alguna foto con alguien en ella y cuéntanos la vida que ves. Tú puedes.

279 La vida es un regalo

Un regalo o un milagro, o las dos cosas. Milagro y regalo. Basta conectarse unos momentos con la avalancha de sucesos dramáticos, catástrofes y accidentes que cada dos por tres se suceden a nuestro alrededor para entenderlo. Terremotos, tormentas, huracanes, incendios, volcanes, fronteras, naufragios, accidentes, atentados, …

Captura de pantalla 2015-05-17 a la(s) 23.03.29

Y si la vida es un regalo y estás convencido de que es así seguramente has tenido alguna experiencia cercana o propia que te ha hecho entenderlo.

Quizás el caso del avión de Germanwins que el segundo piloto extrelló premeditadamente en los Alpes franceses ha podido ser ese detonante increíble que abrió tus ojos, o el tsunami de Indonesia con olas gigantescas arrasando toda la costa y llevándose por delante miles de vidas, o la tragedia más reciente del terremoto en Nepal que acabó con la vida de más de 7000 personas.

Puedes revivir este último suceso en este artículo de dos montañeros que finalmente se encuentran y se salvan.

_Voy a morir, pero espero que sea rápido_ – EL ESPAÑOL

Cuéntanos cómo es este sentimiento de milagro y de regalo con relación a la vida. Qué circunstancias te han hecho sentirlo.

278 Puestos a reciclar

Reciclar está de moda. Es una necesidad de nuestra sociedad de consumo actual. Tenemos demasiada basura y es imprescindible que parte de la misma se reutilice. Algunos objetos que fueron creados con una determinada finalidad, pueden servir, por qué no, para alguna otra cosa. Si piensas con detenimiento seguro que encuentras algo que utilizas para otra cosa. Los bocadillos durante mucho tiempo se envolvían con el periódico de ayer. Así mientras comías aprendías a leer. Luego se vio que eso de la tinta, si no es de calamar, va mal con el pan y se envolvieron en bolsas de plástico. Pero el plástico se ha demostrado que no es nada bueno para la sostenibilidad de la vida en nuestro planeta y se inventaron los envoltorios de tela que sirven para todo el año.

Captura de pantalla 2015-05-17 a la(s) 20.43.05

Yo reciclo las pinzas. Las pinzas de la ropa se usan en mi casa para tender. Pero también las usamos para cerrar las bolsas de alimentos que se quedan a medias y así las verduras y ensaladas se conservan mejor. Como las hay de colores, cuando abro la nevera ya sé que bolsa tengo que coger.

Explícanos que nuevos usos les das a algunas cosas que tienes por casa.Y si no inventa!!!!!