Archivo de la etiqueta: creatividad

300 Si tienes vida tienes número

Nuestras vidas se explican de mil maneras. Objetos, ciudades, personas, éxitos, sueños, … y números. En mi caso el primer número que se me ocurre al pensar en mi vida es el 77. Podría decir que nací en el 77 y quedaría muy bien, qué más quisiera. Pero no no fue ese año el de mi nacimiento, no al menos el de mi nacimiento real. Pero fue el año en el que tuve claro que quería estudiar literatura y lengua y no lo que hasta ese momento había pensado que era mi destino, la química. Mi química con la literatura vino de la mano de Vicente Alexandre y justo en ese año recibió el premio Nobel de Literatura algo que removió los fondos editoriales y salieron a la luz recopilaciones de sus poemas. Los leí, los sentí y mi lago turbio se volvió transparente hacia mi futuro.

Captura de pantalla 2015-07-04 a la(s) 01.36.11

Estos días Isabel Coixet prepara el estreno de su última película «Aprendiendo a conducir». La Vanguardia reproduce la entrevista que ha tenido con Ima Sanchís.Comienza así:

– «En mi cabeza tengo 13 años.
– ¿Por qué 13?
– Porque pese a los resabios y flecos de la niñez, fue la época en la que me volví adulta. Y a esa edad decidí que quería ser directora de cine.
– Había pocas referencias femeninas …
– O ninguna. La única que tuve se la debo a mi padre, obrero, que me hablaba de Ida Lupino, actriz y directora en el Hollywood de los 50.

«

¿Ves cómo el 13 justifica la vida de Coixet? ¿Y el tuyo? ¿Tu número, cuál es? Dinos qué número justifica tu existencia. Explica, va.

299 Si tu gato es más listo que el hambre

Porque está lleno de instinto de supervivencia, porque eestá contigo, porque te quiere, pero también porque es más listo que el hambre. Si tu gato sale a pasear por los tejados o trepa hasta lo más alto de ese tronco es básicamente porque está pendiente de tus descuidos y de tus movimientos. Aunque bien podría ser que esté pensando en matarte.

Captura de pantalla 2015-07-02 a la(s) 10.46.36

La propuesta que te hacemos es invitarte a que te inventes motivos y respuestas más allá de la lógica. Tendrías que evadir esa primera respuesta que tus primeros impulsos te generan y buscar argumentos más sutiles, más increíbles, más únicos. Si observas la línea argumental de este libro te será muy fácil:

«Si tu gato te masajea con sus patas no es una muestra de afecto. Está comprobando posibles debilidades de tus órganos internos. Si tu gato te trae un animal muerto, no es un regalo. Es una advertencia. Cómo saber si tu gato planea matarte es un hilarante compendio de chistes, historias, anécdotas e instructivas guías sobre mininos, salidos del mundo creativo de The Oatmeal».

En tu respuesta bien puedes empezar por ese sí condicional «si». Luego visualizas a tu gato en alguna actitud o acción y la interpretas desde ese pensamiento divergente y divertido que tenemos por ahí atrás, escondido, en alguno de los muchos rincones que conforman nuestro cerebro.

291 Había una vez un principe enano y siete cerditos

Cuando sobre las historias que todos conocemos empezamos a hacer ligeros retoques el terremoto de ideas ya está servido. Todo cambia de lugar y no hay quien resista al deseo de añadir sus propias ocurrencias. Si no tienes a tu lado a ningún pequeño sabiondo podrás inventar a tus anchas. A algunos pequeños no les gusta nada que sus historias favoritas sufran alguna alteración pero es inevitable que en un determinado momento de nuestra vida nos replanteemos la conveniencia de esas historias entrañables que nos han contado miles de veces.

Hoy es el momento perfecto para empezar a ver el mundo infantil desde una perspectiva distinta. Si tienes ciertas referencias sobre los siete enanitos este título de hoy, un príncipe enano y siete cerditos, puede alterar tus presentimientos sobre lo que en esta historia realmente podrá suceder. Y de eso se trata.

Escribes tu nuevo cuento a partir de un nuevo título que imaginarás desde los ya conocidos. ¿Tendré que darte pistas? Mira la fotografía.

Captura de pantalla 2015-06-02 a la(s) 00.01.14

290 Qué pasaría si … juegas

Hace tiempo que no practicamos con propuestas encadenadas. Pero esta lo es. Habrá que recoger las respuestas y preguntas anteriores y añadir la nuestra.

Hemos de dar una respuesta y dejar para el siguiente que quiera participar una pregunta.

¿Qué pasaría si los alumnos del instituto decidiesen que para aprender no necesitan profesores?

– aumentaría el paro.

– Se les dejaría asistir a las clases pero para participar como uno más.

– Cada alumno sería responsable de lo que aprende y si no tendría que buscar el soporte de algún compañero.

– …

dice-art-3

El abanico de respuestas puede ser muy amplio y a cada uno se le ocurrirán muchas posibles respuestas. Al final habrá que escoger aquella que creamos más evocadora y con posibilidades creativas. Quien haya propuesto la opción ganadora tendrá derecho a promover una nueva pregunta.

Ya tendremos la cadena de respuestas y preguntas organizada.

286 Formas de desaparecer

La forma más habitual que tenemos los humanos de desaparecer es simplemente a través de la muerte. Pero la literatura a veces ha disfrazado ese momento con alguna imagen que puede considerarse creativa.

pozo las palomas

En alguna historia de la antigüedad podemos ver cómo el rey una vez cumplida su misión, una vez recuperada la paz en su reino, una vez que ha cumplido con su destino monta a caballo y se aleja en el horizonte. O bien se encamina hacia las montañas y acaba perdiéndose en ellas. O ¿por qué no? puede entrar a caballo en una enorme cueva y, persiguiendo a un Onagro, perderse en su interior.

Cuándo es oportuna la desaparición del protagonista de una historia? Cuando ha vuelto la paz y la sociedad queda en calma. La serenidad vuelve al seno social y ya no es necesario el héroe.

Con estos principios te propongo que imagines alguna forma adecuada de desaparecer, de irse, de no volver a estar entre los tuyos. Es simplemente un juego literario.

283 Pasión desbordante

Cuando se tiene una pasión por algo no hay barreras. Como me gusta tanto el basket lo practico siempre que puedo. No importa que esté en un lugar u otro. Lo normal es que nos juntemos en la cancha con los amigos y amigas y hagamos unas rondas a canasta y pequeños desafíos por parejas. Cuando somos más nos repartimos en dos equipos y eso es el paraíso.

Captura de pantalla 2015-05-20 a la(s) 23.50.21

Los días que llueve y estoy en casa no pasa nada. Me tomo un yogur y con el envase disfruto igual que si se tratase de una estupenda canasta. Lo coloco a un metro de distancia y los garbanzos del bote de cristal que están ahí desde no sé cuándo me sirven como baloncitos que intento, sólo intento, ir metiendo en el envase del yogur. ¿No te parece genial?

Otros se lo organizan a su manera. Quizás tú tienes otras aficiones y consigues llevarlas a la práctica más allá de los límites que la vida «moderna» te impone.

Con todo lujo de detalles puedes explicarnos cómo consigues que tu pasión se desborde más allá de los condicionantes que pretenden impedirte que disfrutes de la vida como a ti te gusta.

281 Editamos el pasado con deseoshop

En serio, ¿no conoces deseoshop? Es una herramienta informática creada incluso antes de la existencia de los ordenadores. Antes no era una herramienta informática pero con la llegada de los PC se convirtió en una de ellas. Seguro que has oído hablar de photoshop. Si tienes unaa foto en la que no te gusta esa mirada triste (a saber en qué estabas pensando) la retocas con psp. Así te gustas más, te recuerdas mejor, te recuerdan mejor quienes te rodean.

1

Deseoshop es una herramienta con la que editamos nuestro pasado, nuestra vida, la vida de la humanidad entera. Nos permite confundir la realidad con nuestros deseos. Podemos editar cualquier cosa: nuestra vida, nuestra historia, la historia de los demás, … Basta con recordar los hechos más relevantes y aquella pelea convertirla en una amigable discusión. Ya sabemos que hubo sangre pero es que el rojo queda tan mal en las historias de amor que mejor lo dejamos en unas ligeras lagrimillas de emoción. No, claro, no se fue cada uno por su lado soltando improperios. Se despidieron es verdad, pero antes se acompañaron caminando despacio por aquella acera solitaria hasta el paso de cebra. Se puso verde y ella siguió a su casa. Él dijo: «Mañana te llamo».

Piensa. ¿Qué quieres editar de tu vida, del pasado, de la historia? Te atreves con la 2ª guerra mundial? Prefieres editar los campos de concentración?