Archivo de la categoría: SENTIMIENTOS

274 La soledad combatida. Poema colectivo

Tengo una soledad
tan concurrida
que puedo organizarla
como una procesión
por colores
tamaños
y promesas
por época
por tacto y por sabor. Mario Benedetti
Captura de pantalla 2015-03-28 a la(s) 15.57.20
Este pequeño poema tiene como base una contraposición paradójica: soledad- concurrida y una estructura sintáctica, una frase, (consecutivas de intensidad) Tengo……tan … que ………
Lo haremos entre todos. Curioso, paradójico. La soledad acorralada, la soledad vencida. Así que será muy sencillo ahondar en este sentimiento tan y tan fuerte como es el de la soledad, (a veces nos ataca por diferentes flancos) apoyándonos en esta estructura.
Aprovecharemos , no es necesario utilizar siempre la palabra soledad, esas otras imágenes que la evocan: vacío, hueco, abismo, oscuridad, desierto, … 
La continuación a partir del «que» la dejamos libre. Que cada uno aporte sus ocurrencias, emociones, ideas, viajes, ….

253 La ciudad de cristal y sus habitantes

http://www.misrelatos.es/microrrelatos/cristales.jpg
Veo que no te suena y que no conoces a sus habitantes pero cuando te empiece a hablar de ellos los reconocerás enseguida. No siempre son personas famosas aunque sí que viven allí algunas de ellas. La mayoría, sin embargo son personas anónimas a las que les une simplemente una situación. Todos los habitantes de esta ciudad de cristal están pendientes de un punto débil. Verás el más famoso de todos los que viven en ella y que acaba de ser nombrado presidente honorífico de la misma es Cristiano Ronaldo. El no lo sabe pero eso no cambia las cosas. Todos ignoramos algo de nosotros mismos. Muchas veces tenemos la suerte de que alguien que nos quiere bien, se nos acerca y en un momento en el que estamos relajados, así como desprevenidos, por lo bajín nos lo dice, nos cuenta eso que todo el mundo sabe y que quizás nosotros ni nos hemos dado cuenta. Luego le damos las gracias y esa persona ya es un amigo para toda la vida. Gracias, le decimos.
Michael Jackson también fue parte de esta ciudad de cristal y si ha muerto quizás ha sido por eso que cuentan en la prensa de una conspiración y tal, pero la verdad es que olvidó que pertenecía a esta ciudad. Tal vez no lo olvidó él solo, quienes estaban en su entorno también lo olvidaron. Son cosas que a veces pasan, el día a día te lleva, te arrastra a una cosa, a otra, y vas haciendo y haciendo y bueno, si no te controlas te puede suceder. Tu vida de cristal puede saltar en mil añicos, puede romperse en un instante de tal forma que luego sea ya imposible recomponerla hagas lo que hagas. Eso significaría que la fatalidad se habría consumado.

Sin ir más lejos, mi vecina también forma parte de esta ciudad de cristal. A ella le diagnosticaron un tumor en el pulmón y desde entonces sabe que toda su fortaleza pende de un hilo que en cualquier momento puede romperse. Pero ella es consciente de esta situación, es inevitable que lo sea, ha pasado por el quirófano y se lo han extraído. Lo que pasa es que ahora ha de cuidarse y ha de tener siempre presente qué puede hacer y qué no. Nada de noches locas y vida sin control. Lleva una agenda en la que anota todas sus impresiones y a la más mínima molestia sabe que ha de llamar al médico y hacerse una revisión. Es verdad lleva una vida normal, nadie diría, cuando la ve, que esté tratándose de esto o de aquello. Pero es verdad que forma parte de esta ciudad de cristal. Como tantos otros. Muchos más de los que pensamos. Porque el que no tiene un tumor en el pulmón, se gana la vida con sus manos, o pasa la vida al volante de un camión …

Y mi propuesta es que me describas a un habitante de esta ciudad de cristal que es como decir que describas a alguien que depende de forma vital de sus piernas, sus voz, sus hábitos, sus sueños, sus, …

 

Un poema sencillo al gusto de Machado

Este sencillo poema de Antonio Machado evoca una comunión con el paisaje, con el Guadarrama, la sierra madrileña. Solo son dos estrofas con la típica estrofa machadiana (silva). ¿Y el contenido? Está distribuido entre ambas estrofas. En la primera una interrogación retórica y una visión lejana aunque amiga y personificada de la montaña. En la segunda una respuesta exaltada, cargada de plurales, y un deambular por el interior de paisaje.

http://cache.virtualtourist.com/877994-The_Sierra_of_Guadarrama-Comunidad_de_Madrid.jpg¿Eres tú, Guadarrama, viejo amigo,
la sierra gris y blanca,
la sierra de mis tardes madrileñas
que yo veía en el azul pintada?

Por tus barrancos hondos
y por tus cumbres agrias,
mil Guadarramas y mil sones vienen
cabalgando conmigo, a tus entrañas.

¿Qué quiero que hagas? Quiero un poema con dos partes: Una será la pregunta, la otra la respuesta. En la primera habrá un paisaje familiar tratado con afecto, en la segunda nuestros sentimientos provocados por ese paisaje se han de desbordar. Si te atreves con las silvas mucho mejor pero eso ya no es imprescindible.


Bookmarkz