295 La salud de las palabras

Publicado el 4 junio 2015
Archivado en ACTITUDES VITALES, AUTODESCRIPCION, COMUNICACIÓN | 1 comentario

Vaya. Esto de que se acerque el verano y empieces a abrir puertas y ventanas buscando una ligera brisa con la que aliviar los renacidos calores no parece ser nada bueno para la salud. ¡Achistttt! ¿O es achissssss? Lo cierto es que si tienes a alguien cerca enseguida se precipita a acompañar tu estornudo con un ¡Jesús! o un ¡Salud! (Me han dicho que se refiere a Sal Lucifer, ¿cómo lo ves?).

Captura de pantalla 2015-06-05 a la(s) 01.17.07

Esto de sacar nuestros malos espíritus de una forma tan brusca no acaba de convencerme así que lo que te propongo es que te adueñes de un buen puñado de palabras que te puedan evocar bienestar, salud, tranquilidad, fortaleza, … Para cualquier situación deberías tener alguna palabra cargada de salud. Mejor aún, necesitas casar situaciones con palabras energéticas.

Tienes un examen y te dices: ¡Ánimo!
Te levantas por la mañana y sueltas: ¡Al toro!
Vas a acostarte por la noche y piensas: ¡Benditos sueños!

….

Comentarios

Una respuesta para “295 La salud de las palabras”

  1. Ramón Rodríguez on octubre 20th, 2015 3:52 am

    Al despertar y abrir los ojos y antes de comenzar el día da las ¡Gracias!
    Cada vez que veas a tus padres y a tus abuelos diles ¡Bendíceme!
    A la primera persona que veas en el día dale unos ¡Buenos días!
    Cuando topes con personas que estén comiendo deséales ¡provecho!
    Si te encuentras atorado en algún lugar no desesperes y pide ¡paciencia!
    Si has de hacer un favor responde con un ¡No hay de que!
    Al ver el sol frente a vos piensa en ¡Energía!
    Si interrumpes algo o a alguien pide ¡Permiso!
    Si has de tener una duda ¡Pregunta!
    Si están en un lugar donde puedas disfrutar de toda la naturaleza y los arboles ¡Respira!
    Saber que alguien está haciendo algo o concluyendo con alguna actividad ¡Felicítalos!
    Tus logros siempre deben ser importantes para ti ¡felicítate!
    Si notas que estás cansado y aún falta día no te desesperes exclama ¡Esfuérzate!
    Cuando cruzas en tu día con alguna persona que está desanimada o está pasando por una situación penosa deséales ¡ánimos!
    Al escuchar o ver a alguien estornudar diles ¡Salud!
    Da un saludo cordial y general al llegar a un lugar con muchas personas, en voz alta di ¡Buenas!
    Si alguien te ha de bendecir no dudes en responder ¡Amen!
    Termina el día exclamándote ¡buenas noches!
    No olvides ir hacia tus hijos y decirles ¡Te amo!
    Si no tienes hijos es momento de que te acerques a la persona más cercana a ti personalmente y le digas ¡Eres importante!
    A tus padres todos los días agradécele con un ¡Te amo!
    Si tu día ha culminado descansa y di ¡Buen trabajo!

No hay mas respuestas