238 Eligiendo palabras con Manuel Vicent

Publicado el 23 marzo 2015
Archivado en ACTUALIDAD, COMUNICACIÓN, Noticias, PRENSA | Salir del comentario

En estos días se está celebrando en San Millán de la Cogolla, en su Monasterio de Yuso,  cuna de la lengua castellana (y española) un nuevo encuentro internacional del seminario de la lengua que ha sido inaugurado por la princesa, ahora ya reina, Letizia. El tema escogido es el lenguaje periodístico y las posibilidades del mismo para  desvelar la realidad o para ocultarla. Todo depende de cómo lo utilice.

Quien ha estado encargado de la apertura ha sido el escritor y periodista Manuel Vicent. Su idea esencia ha girado en torno a cómo un periodista ha de cuidar el lenguaje y cómo, al hacerlo, se convierte en escritor. Aquí está la síntesis de su exposición:

Vicent dice que el periodista que dedica tiempo a elegir una palabra “se torna en escritor”

San Millán de la Cogolla (La Rioja), 1 jun (EFE).- El escritor Manuel Vicent ha defendido hoy en San Millán de la Cogolla el trabajo de los periodistas, de los que ha dicho que cuando demoran diez segundos su trabajo para elegir una u otra palabra “se convierten en escritores”.

El escritor castellonense ha pronunciado hoy la conferencia inaugural del seminario “Los periodistas, maestros del español”, que ha inaugurado la Princesa de Asturias.

Vicent ha subrayado que la necesidad de estar informado se ha convertido para las personas “en uno de los derechos humanos más perentorios y, a la vez, más vulnerados”.

A pesar de la utilización en España del periodismo “para la refriega política”, en los periódicos se han publicado relatos de autores reconocidos como Larra o Josep Pla.

“Si el siglo XVII no se puede entender sin Shakespeare o Calderón, el XVIII sin los enciclopedistas, el XIX sin Dickens o Galdós, quienes en el futuro sientan curiosidad sobre por qué moríamos y matábamos hoy, deberán acudir a las hemerotecas, donde una realidad se habrá convertido en pura ficción”, ha dicho.

Y en el origen del periodismo moderno, “allí donde se concentraban las hazañas y las miserias del alma humana, desde los puertos a las mazmorras o las encrucijadas de caminos”, ya se creaban palabras nuevas, “un lenguaje vivo que se adaptaba a los hechos insólitos”.

Vicent ha considerado que “hablar castellano es una determinada forma de respirar” y escribir en castellano “una forma de desangrarse”.

Y aunque hoy “germina una realidad virtual en la forma de comunicar” ésta “seguirá sometida a la estructura del verbo” siempre y cuando “no se rindan escritores y periodistas”.

“El periodismo es un género pegado a los hechos que siempre se hallará pegado a los hechos” y los periodistas “son quienes miran la realidad para extraer el fondo y describirlo con palabras nuevas y distintas, pero nunca alejadas del genio de la lengua”, ha dicho.

Y cuando el nuevo mundo virtual “penetre” en la conciencia del lector “no van a desaparecer los testigos” y “la necesidad de estar informado seguirá siendo un derecho fundamental”, sea analógico o no.

El autor de “La balada de Caín” (Premio Nadal en 1987) ha considerado que “no hay palabra vulgar si nace del genio del idioma” y ha insistido en que “gran parte de la literatura contemporánea” se ha escrito en medios de comunicación.

¿Cuál es pues, nuestra propuesta a partir de estas palabras de Manuel Vicent? Que juguemos a lo políticamente correcto e incorrecto. Nos podemos hacer eco de una información de actualidad y la redactamos primero de una manera y luego de otra. A ver qué pasa.

Primero una noticia, luego dos versiones la que sirve para aclarar y la que sirve, gracias a la magia del lenguaje, para ocultarla.

Comentarios

No hay mas respuestas