221 Paradojas a la vista

Publicado el 10 marzo 2015
Archivado en Argumentación, Narración | 1 comentario

¿De qué estamos hablando? De esas emociones contradictorias que determinadas imágenes nos provocan nada más verlas. Como esta que acompaña esta propuesta. Lo primero que nos llega es la violencia de la imagen en la que vemos a unos felices turístas haciéndose fotos e ignorando la relaidad en la que ahora se encuentran. Van arrastrados por un niño al que se le obliga a trabajar cuando en realidad tendría que estar en el colegio o jugando con los chicos o chicas de su edad. Esa rabia que nos produce la injusticia que vemos se impone al resto de la fotografía. Lo demás ya no importa. Vemos una mezcla de sinsentidos, esa es la paradoja de muchas escenas de la vida, de miles de imágenes.

rickshaw2

Te proponemos que hagas una búsqueda de imágenes paradójicas, que selecciones una y que la comentes. Que comentes lo que vemos y cómo nos sentimos, cómo te sientes tú al contemplar esta imagen.

Comentarios

Una respuesta para “221 Paradojas a la vista”

  1. Luisa on octubre 8th, 2015 2:02 am

    https://encrypted-tbn3.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcT-nvsCi2hDPaAWM4aYPdyk-EZe3WEIlYaqMhBkAlQcPkStb5ZjIw

    Esta es una realidad que se ve día a día, la gula desbordada, la jactancia desmedida, la miseria humana a su máximo extremo, la ingesta desproporcionada de alimentos en contra de toda necesidad básica del ser humano de alimentarse bien y de buena manera; estos extremos conducen a uso inadecuado de la comida y en muchos de los casos a el despilfarro de la comida que luego es botada sin piedad alguna; sin embargo en el mundo existe y es una realidad la necesidad de alimentos para otros, niños que pasan hambre porque no tienen que comer, que están desnutridos porque no pueden llevarse un alimento a la boca, que están en un estado de miseria, que necesitan un bocado de comida para alimentarse; de esta imagen se suscitan sentimientos de tristeza, de impotencia, de injusticia, de descaro, de falta de integridad de conciencia; porque una cosa es comer y alimentarse bien y otra muy distinta es buscar comerse todo lo que se encuentre y en cantidades desmedidas, porque al final todo esto conlleva inevitablemente a un desperdicio en la comida, pues tanta comida es visible y objetivamente cierto, que sobrepasa lo que requiere normalmente una persona para alimentarse, que es desproporcionado en relación a lo que requiere una persona en su ingesta diaria; aquí se ven los dos lados de la moneda, los excesos evidentes y desmedidos que conllevan a la gula y al desperdicio y la escasez y necesidad por parte de otro grupo que requiere un poco de comida para medio sostenerse y vivir.

No hay mas respuestas