224 Lo que la verdad esconde

Publicado el 1 febrero 2014
Archivado en Escribiendo, Leyendo | 1 comentario

Tan sólo tres ejemplos, un gif, un vídeo y un texto:

car-illusion

A ver cómo eres de bueno. Tienes que ser capaz de describir un objeto o una idea, algo y llenarnos de curiosidad porque no nos dirás de qué se trata hasta llegar a la última palabra.

Así:

Vamos a jugar a un juego. Imagínate dos personas, da igual su sexo, da igual su edad, da igual su estrato social, su religión, su raza o con qué pie se han levantado ese día. Aunque uno de los dos se levanta siempre con el izquierdo. A ver si adivinas de qué hablo:
Ambos están abrazados en un parque. El invierno naciente peina sus cabezas y tiñe con la ternura del otoño muerto sus sonrisas cómplices. Se han dejado caer en cualquier rincón de ese mundo por el que caminaban a ciegas, pues sólo tienen ojos el uno para el otro. El que se levanta con el pie izquierdo tiene un brillo de ilusión en la mirada que traspasa fronteras y borra las huellas de un secreto que teme. El que se levanta con el pie izquierdo tiene también las manos temblorosas de amor y sus labios tejen palabras que no sabe muy bien cómo pronunciar cada vez que se separa de los labios del otro. Quiere decírselo pero el miedo le trepa por las crestas de su coraje y al final, le puede. Le ha podido desde que se conocieron, le podrá cada vez que conozca a alguien. Ha tocado nuevamente el tacto sedoso del amor humano con la piel de su inocencia muerta. Ha creído en la pasión desbocada que le ha insuflado lo que los retrovirales no han conseguido en años: felicidad por vía intravenosa. Y, por fin, viendo el destello del amor incondicional en los ojos del otro, le susurra: soy seropositivo.
O de un modo más fácil:
Escoge una de estas adivinanzas y haz un texto largo sobre ella desvelando, sólo al final, el objeto.
http://pacomova.eresmas.net/paginas/adivinanzas/adivina_casa.htm

Comentarios

Una respuesta para “224 Lo que la verdad esconde”

  1. Luisa on octubre 7th, 2015 2:53 pm

    Siendo tan peculiar en sus diferentes formas y modelos, con diferentes tamaños y colores, de materiales infinitos, materiales que hasta refractarios pueden ser, pero también de vidrio, de gres o cerámica; en ocasiones pasa mucho calor, un calor en ocasiones insoportable por cualquiera, pero él lo resiste y se siente retado por más temperatura, el tiempo de exposición de ese calor; ¡qué importa! Puede soportar intensas horas de alta temperatura y tiempos prolongados, con tal de cumplir su objetivo encomendado para lo que fue hecho y para hacer lo que tiene que hacer; por sus manos han pasado sin ser río o mar pescados, sin ser selva o corral ganado y gallinas, también pollos, patos, conejos, liebres, ovejas; todo lo que después de ingerido proporcione energía; no se escapa por supuesto las verduras, quienes temerosas caen en su cuerpo, así que sin ser huerto también han pasado, patatas, coliflor, cebolla, ajo, ají, y todo aquello que se produce en ella.

    Aunque de tanto calor, también puede llegar a estar frío y en ocasiones sentirlo, un frío que deseca, que paraliza y así se queda paralizado esperando en algún momento entrar en acción; en estar sometido al calor y altas temperaturas, estar frío no es lo suyo, en el calor si, allí es donde se complace pues así hace su trabajo, que tanto gusta a todos y que todos disfrutan; es uno de los mejores aliados del hombre, pues le ayuda inmensamente con sus comidas a cualquier hora y en cualquier momento, cocinando todo con agrado y entusiasmado, su nombre lo conocen todos es “la sarten”.

No hay mas respuestas