207 Quisiera ser un pez y ver la vida de otra manera

Publicado el 7 abril 2012
Archivado en Uncategorized | 2 comentarios

página oficial

Entre la canción de Juan Luis Guerra y la visión de la vida de los axolots creada por Cortazar hay una vida intermedia que puedes crear tu mismo. Siéntete dentro de ese mundo de agua y mira nuestra vida a través del cristal abombado de tu pecera y del de tus propios ojos de pez cuenta, cuenta, …

Axolotl – Julio Cortázar

Comentarios

2 Respuestas para “207 Quisiera ser un pez y ver la vida de otra manera”

  1. marcela salas aguilera on octubre 9th, 2013 6:20 pm

    falta informacion :/

  2. Luisa on octubre 4th, 2015 4:21 am

    Desde la pecera es más fácil ver al mundo, haciendo burbujas de diferentes tamaños y colores, ¿Por qué es más fácil ver el mundo? Esta más reducido, más enmarcado en el tiempo, se ve más grande, desde aquí, se detalla mucho mejor, como si tuviera una lupa constante en mis ojos, los colores son hermosos como más intensos, más fuertes, más puros, más penetrantes. Desde aquí casi no hay olores, lo que perciben mis branquias son solo aire y agua no más, me asustan mucho cuando se acercan los niños, tratan de agarrarme a veces, sus caras la pegan en el cristal de la pecera y sus ojos se mueven como un pez mayor que me quiere comer, sus dedos tocan constantemente el cristal, tic-tic-tic, y ese ruido sí que lo escucho claramente, el agua hasta da saltos de tanto ruido, y se mueve y se mueve.

    Los objetos que me arrojan, en ocasiones estoy tentada a comérmelos, pero hay unos que me han hecho sentir muy mal, por eso ya ni me acerco; esta es una vida cómoda y tranquila, el agua templada, divina, con burbujas que salen del fondo de la pecera, donde juego pasando por ellas y me divierto, no hay mucho por hacer, solo nadar un poquito por aquí y por allá, esperar la comida, jugar y jugar, pasar la noche en vela y luego dormir otro rato, comer en el día y ver a los niños otra vez cuando se acercan queriendo jugar conmigo, dando saltos de susto entre cada encuentro, entre cada tic-tac del vidrio; una vida en contraste cómoda y divertida y a la vez atemorizante.

No hay mas respuestas