249 Qué tienes que decirme que me pueda emocionar

– Gracias por tu silencio. -¿mi silencio? -Sí, con poca gente se puede estar sentado a su lado y en silencio. De vez en cuando lo agradezco. – … de nada, supongo.– ¿Has leído Anna Karenina? -Lo empecé, pero los nombres rusos me eran impronunciables. -¿Crees en las pasiones como las fuerzas dionisíacas? -Creo en […]