182 Si mantenemos viva la memoria de nuestro mito

Publicado el 10 julio 2009
Archivado en Descripción, EXPRESION, MITOS | Salir del comentario

Captura de pantalla 2015-03-27 a la(s) 23.12.21

¿Cómo se genera una fantasía, un sueño, un mito, un ídolo? Probablemente todo empieza por una atracción. Hay que tener algo inusual aunque no sepamos cómo definirlo.O sea él o ella ha de tener esa luz de otro color encendida en su interior, no sé si un fuego, o tal vez no haya nada en él o ella y sean los demás que estuvieron predispuestos a verlo así. La colectividad, entonces, hace el resto. A cada uno le atrae un rasgo distinto, puede ser el timbre de voz, la mirada, el ondular del pelo, la inteligencia, el saber estar, los gestos, la credibilidad, el aplomo, la capacidad de sugestión,… Muchas veces son ídolos rotos, que voy a explicarte del caso de Michael Jackson, pero no es una condición imprescindible, al contrario si el ídolo es sólido puede generar, genera un entorno “divino”. No hablaremos ahora de Jesús. Prefiero hablar de la magia con la que Jules nos evoca a su Glenda, “Queremos tanto a Glenda”- Oh sí, la queremos y cada uno evoca algo de ella, es una persona excepcional, se ve a simple vista, cualquiera que la observa lo ve al instante, no es que sea un Grenuille cualquiera, es que el mérito no está en ella, somos nosotros que hablamos tanto, la consideramos tanto, la recordamos y la queremos tanto.

Propuesta, ahora soy directo. Lo que tenemos, ese alguien excepcional, nuestro Orlando particular, chico o chica qué más da. Y vamos a hablar de él, de ella, porque nos hemos reunido infinidad de veces para evocar sus geniales interpretaciones, y hemos hecho un club, un grupo de fans, un facebook group, hemos recordado sus palabras, hemos celebrado sus cumpleaños, hemos asistido a todas sus fiestas y reuni0nes y estrenos, cuando pubicó su biografía estuvimos allí. Somos sus fans incondicionales,la hemos enviado flores, le hemos hecho infinitos regalos,… Finalmente hemos conseguido su deslumbrante presencia, ubicuidad, en cada uno de nosotros.

Y me dices pero Javier qué escribo y te digo escribe eso, todo lo que recuerdas sobre nuestro ídolo , evoca lo que tú recuerdas, crees recordar de él, de ella. Tú memoria forma parte de su presencia permanente en cada uno de nosotros.

Y ahora, como botón de muestra, evocaciones de Glenda en Cortázar:

 

Llevó tres o cuatro años y sería aventurado afirmar que el núcleo se formó a partir de Irazusta o de Diana Rivero, ellos mismos ignoraban cómo, en algún momento, en las copas con los amigos después del cine, se dijeron o se callaron cosas que bruscamente habrían de crear la alianza, lo que después todos llamamos el núcleo y los más jóvenes el club.

En ese entonces las reuniones eran solamente Glenda, su deslumbrante ubicuidad en cada uno de nosotros, y no sabíamos de discrepancias o reparos…”

“…pero cuando Irazusta nos mostró Nunca se sabe por qué y vimos el verdadero final, vimos a Glenda que en lugar de volver a la casa de Romano enfilaba su auto hacia el farallón y nos destrozaba con su espléndida, necesaria caída en el torrente, supimos que la perfección podía ser de este mundo y que ahora era de Glenda para siempre. de Glenda para nosotros para siempre.”

“Queríamos tanto a Glenda que le ofreceríamos una última perfección inviolable. En la altura intangible donde la habíamos exaltado, la preservaríamos de la caída, sus fieles podrían seguir adorándola sin mengua; no se baja vivo de una cruz.”

Actualización marzo 2015

En la actualidad a este género se le conoce con el nombre de fanficción y se ha hecho muy popular. Existen portales en internet creados expresamente para desarrollar sagas sobre los ídolos más renombrados. Ejemplo: http://www.wattpad.com/stories/fanfiction

 

Comentarios

No hay mas respuestas