EL RICACHÓN DE LA CORTE APRENDE A ESCRIBIR Y TÚ TAMBIÉN

Publicado el 30 marzo 2008
Archivado en CORREGIR, ESCRITURA, REESCRIBIR, RELEER, SINTAXIS | 2 comentarios

Y se afana en hacerlo bien. Por eso relee y corrige. Se esfuerza por encontrar la expresión más adecuada. A pesar del tono jocoso este texto podría servirnos muy bien como referente en cuanto a valorar nuestra actitud ante la escritura. Siempre en revisión y siempre releyendo y corrigiendo.


JOURDAIN. -… Y ahora es preciso que os haga una confidencia. Estoy enamorado de una dama de la mayor distinción, y desearía que me ayudarais a redactar una misiva que quiero depositar a sus plantas.


FILÓSOFO. -No hay inconveniente.

JOURDAIN. -Será una galantería, ¿verdad?

FILÓSOFO. -Sin duda alguna. ¿Y son versos los que queréis escribirle?

JOURDAIN. -No, no; nada de versos.

FILÓSOFO. -¿Preferís la prosa?

JOURDAIN. -No. No quiero ni verso ni prosa.

FILÓSOFO. -¡Pues una cosa u otra ha de ser!

JOURDAIN. -¿Por qué?

FILÓSOFO. -Por la sencilla razón, señor mío, de que no hay más que dos maneras de expresarse: en prosa o en verso.

JOURDAIN. -¿Conque no hay más que prosa o verso?

FILÓSOFO. -Nada más. Y todo lo que no está en prosa está en verso; y todo lo que no está en verso, está en prosa.

JOURDAIN. -Y cuando uno habla, ¿en qué habla?

FILÓSOFO. -En prosa.

JOURDAIN. -¡Cómo! Cuando yo le digo a Nicolasa: “Tráeme las zapatillas” o “dame el gorro de dormir”, ¿hablo en prosa?

FILÓSOFO. -Sí, señor.

JOURDAIN. -¡Por vida de Dios! ¡Más de cuarenta años que hablo en prosa sin saberlo! No sé cómo pagaros esta lección… Pues lo que quisiera decir en esa carta es esto: “Linda marquesa, vuestros hermosos ojos me hacen morir de amor”. Esto, pero redactándolo con galanura… dándole una vuelta, un giro gracioso.

FILÓSOFO. -Podéis agregar que el fuego de sus ojos reduce vuestro corazón a cenizas, que sufrís día y noche las violencias de un…

JOURDAIN. -No, no, no; nada de eso. No quiero decirle más que lo que os he dicho: “Linda marquesa, vuestros hermosos ojos me hacen morir de amor”.

FILÓSOFO. -Es necesario estirar eso un poco…

JOURDAIN. -Os repito que no. No quiero escribir más que esas palabras, pero dándoles una forma elegante… Id redactando de diversas maneras para que yo vea … Os lo ruego.

FILÓSOFO. -Puede redactarse primeramente como vos habéis dicho: “Linda marquesa, vuestros hermosos ojos me hacen morir de amor”. O bien: “De amor morir me hacen, linda marquesa, vuestros hermosos ojos”. O de este otro modo: “Vuestros ojos hermosos, de amor me hacen linda marquesa, morir”. O en esta forma: “Morir, vuestros ojos, linda marquesa, de amor me hacen”. O diciendo: “Me hacen vuestros ojos hermosos morir, linda marquesa, de amor”.

JOURDAIN. -Pero de todas esas maneras, ¿cuál es la mejor?

FILÓSOFO. -La que vos habéis dicho: “Linda marquesa, vuestros hermosos ojos me hacen morir de amor”.

JOURDAIN. -¡No he estudiado y, sin embargo, acierto al primer golpe!… Os doy las gracias de todo corazón, y os ruego que vengáis mañana temprano.

FILÓSOFO. -No faltaré. (Sale.)( de “El Avaro” de Molière )

Y para que no todo sea TEORÍA el ricachón de la corte ha empezado a darle vueltas a otra nueva frase. ¿Puedes ayudarle?

“Entre los raíles de las vías del tren mueren las flores suicidas”(gregería de D. Ramón G.de la S.)


O esta otra: “La camisa planchada nos espera con los brazos cruzados” También de Don Ramón)


Comentarios

2 Respuestas para “EL RICACHÓN DE LA CORTE APRENDE A ESCRIBIR Y TÚ TAMBIÉN”

  1. Sergi L on abril 8th, 2008 2:17 pm

    Suicidas, las flores…entre los raíles de los trenes mueren

  2. Irene on abril 8th, 2008 2:27 pm

    Las suicidas flores mueren entre los raíles de la via del tren.

No hay mas respuestas