NADA LEO, 16

Publicado el 16 febrero 2008
Archivado en LAFORET, LITERATURA, LITERATURA DE POSTGUERRA, NADA, Narración | 2 comentarios

Uno de los amigos de Andrea, Iturdiaga, cuenta su situación de enamorado ciego. Los diferentes mundos de cada uno de los personajes se van poniendo así de manifiesto.


He querido contaros mi nueva aventura desde que llegué y me he distraído. Anoche mismo encontré mi alma gemela, la mujer ideal. Nos hemos enamorado sin decirnos una sola palabra. Ella es extranjera. Debe de ser rusa o noruega. Tiene pómulos eslavos y los ojos más soñadores y misteriosos que he visto. Estaba en aquel mismo cabaret donde vi a Jaime, pero parecía descentrada allí. Iba elegantísima y la acompañaba un tipo extraño que se la comía con los ojos. Ella le hacía muy poco caso. Estaba aburrida, parecía nerviosa… En ese momento me miró… Fue un segundo solamente, amigos, pero ¡qué mirada! Me lo decía todo con ella: sus sueños, sus esperanzas… Porque he de advertiros que no es una aventurera, se trata de una muchacha tan joven como Andrea, delicada, purísima…

—Te conozco, Iturdiaga. Ya tendrá cuarenta años, llevará el pelo teñido y habrá nacido en la Barceloneta…

—¡Guíxols! —gritó Iturdiaga.

Perdona, noi, pero sé cómo las gastas…

——Bueno, pues, no termina ahí la aventura. En aquel momento el tipo que la acompañaba volvió porque había ido a pagar la cuenta y los dos se levantaron. Yo no sabía qué hacer. Cuando llegaban a la puerta, la muchacha se volvió a mirar hacia dentro del cabaret, como buscándome… ¡Amigos! Salté de la silla, dejé el café sin pagar…

—Luego era café y no absenta.

—Dejé el café sin pagar y corrí tras ellos. En aquel momento mi rubia desconocida y su acompañante subían a un taxi… No sé lo que sentí. No hay palabras para expresar aquel desgarramiento… Porque ella cuando me miró la última vez lo hizo con verdadera tristeza. Era casi una llamada de socorro. Hoy he pasado todo el día medio loco buscándola. Es necesario que la encuentre, amigos míos. Una cosa así, tan fuerte, no pasa más que una vez en la vida.

—A ti (que eres un ser privilegiado) te sucede cada semana, Iturdiaga….

Comentarios

2 Respuestas para “NADA LEO, 16”

  1. Patrícia on marzo 1st, 2008 7:07 pm

    Me da la sensación de que a Iturdiaga la a gustado ver a esa chica, pero que sus amigos no creen que sea nada serio puesto que ya lo ha echo otras veces, pero se puede apreciar la energía con la que lo transmite Iturdiaga

  2. Emma on marzo 5th, 2008 7:41 am

    Situación típica bohemia. Un chico se enamora de una chica solamente con verla. Es bonito pero también irreal, por mucho que te enamores a simple vista, estas cosas no funcionan… Simplemente porqué para queres a alguien necesitas conocerlo.

No hay mas respuestas