NADA LEO, 15

En este capítulo resulta especialmente relevante, ya hasta angustioso, todo el seguimiento que realiza Andrea entre las calles de la ciudad tras su tío Juan. Deberías fijarte especialmente en esa sensación. Cada vez que por una bocacalle veíamos las Ramblas, Juan se sobresaltaba. Movía los ojos hundidos en todas direcciones. Se mordía las mejillas. En […]