PERDIDO ANDO

Publicado el 23 agosto 2007
Archivado en Uncategorized | Salir del comentario

Este es un poema (soneto) del renacimiento que centra toda su fuerza en la mirada de la amada. Ella que lo es todo es capaz de darnos y de quitarnos la vida. Basta, tan solo, una mirada suya. A destacar esas enumeraciones intensificadoras.

Perdido ando, señora, entre la gente
sin vos, sin mí, sin ser, sin Dios, sin vida:
sin vos porque de mí no sois servida,
sin mí porque con vos no estoy presente;

sin ser porque del ser estando ausente
no hay cosa que del ser no me despida;
sin Dios porque mi alma a Dios olvida
por contemplar en vos continuamente;

sin vida porque ausente de su alma
nadie vive, y si ya no estoy difunto
es en fe de esperar vuestra venida.

¡Oh bellos ojos, luz preciosa y alma,
volved a mirarme, volveréisme al punto
a vos, a mí, a mi ser, mi dios, mi vida!
Bernardo de Balbuena (1568-1627)

Tags: poesía, expresión, renacimiento, amor, comentario

servido por entrelilasyamapolasolvidado 7 respuestas

Comentarios

No hay mas respuestas